Natural, más simple

Ayer recibí un correo donde una mamá me pedía consejo en cómo explicar a sus hijas de 8 y 11 años que sus dos amiguitos, hijos de amigas suyas, tienen síndrome de Down.

Ellas quieren mucho a sus amigos y, como dice su mamá, desde lo afectivo son muy consientes de que son iguales al resto, pero han empezado a notar ciertas “diferencias” entre estos amigos y el resto de los niños de su edad.
Esta mamá me pregunta cómo abordar el tema y yo le conté cómo hemos hecho en casa con Iñaki más que nada.

Quise compartirlo con todos ya que tal vez pueda serle útil a más personas.
A continuación les dejo parte del correo de respuesta que le envíe a esa mamá.

“Con Iñaki nos pasa lo mismo, el tiene claro que su hermana es igual que el resto en varios sentidos, yo te diría los más, pero que en algunos aspectos tiene diferencias …
lo que hemos hecho en casa , no digo que sea la forma correcta y única, es tratar el tema con absoluta naturalidad.

Primero cuando el me viene a plantear que su hermana hace algo o reacciona de manera “diferente” lo primero que hago es hacerle notar que el también reacciona o hace cosas diferentes al resto, o que papá y mamá hacen cosas diferentes uno del otro, de esta manera trato de que entienda que más allá de todo … TODOS somos diferentes y únicos.

Luego, y con el concejo de una psicóloga a la que consultamos en cómo tratar estos temas, le digo explícitamente que Cande tiene síndrome de Down y que esa característica que ella tiene, entre otras tantas, hace que a la Chini le cueste un poco más algunas cosas, que hay que tener paciencia porque ella va a hacer lo que se proponga, que hay que ayudarla explicándoselo bien y acompañándola en sus tiempos.
Lo importante es no sustituir el término síndrome de Down por nada más y explicarle, para que sea más simple de entender a su edad, el aspecto que esto le afecta puntualmente en lo que el está preguntando. Con esto quiero decir, no me pongo a explicarle que es una alteración cromosómica y que puede afectar diferentes aspectos de la vida de su hermana, que hay niños con síndrome de Down que son más propensos a ciertas patologías etc etc porque si hago eso lo pierdo en el camino, y se marea… voy explicando paso a paso a medida que surja la inquietud.

Otro punto que me gusta hacer es cuando el me dice que lindos son los abrazos de Cande o lo buena o generosa que es su hermana, es no adjudicárselo al síndrome de Down pero si a su personalidad y decirle que de todos debemos aprende lo bueno y ayudar a superar lo que cueste. “

Bueno espero les sea útil y les haga sentido. Si tienen otras sugerencias de cómo encarar el tema porfa déjenlo en los comentarios, así entre todos vamos sumando para hacer de nuestra sociedad un lugar donde la inclusión sea un valor incorporado.

Compartir en:

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Daniel
    30/01/2018 at 11:31 pm

    Muchas gracias por el post. Yo he estado pensando mucho en este tema, ya que mi hijo Mateo (2 años, con SD) tiene muchos primos mayores que lo quieren mucho, y han empezado a demonstrar curiosidad sobre sus diferencias en términos de desarrollo. Me gustó mucho lo de no sustituir síndrome de Down por ninguna otra palabra, ya que es algo totalmente natural, y no tiene por que ser suavizado. Una preguntita: en el penúltimo párrafo dice “si drown”… qué significa eso?
    Gracias por compartir tus experiencias con Cande, que es una niña preciosa, y por tu muy buen humor que me entretiene mucho en el Insta.

    • Reply
      Alfonsina Almandoz
      30/01/2018 at 11:52 pm

      Fue un error de auto corrector que lo había corregido en Facebook y aquí no llegue a hacerlo .. debe decir síndrome de Down.

      Gracias por tu mensaje y ojalá te sea de utilidad!!

    Leave a Reply